sábado, 19 de septiembre de 2009

LOS GERANIOS, REINAS DE LOS BALCONES




Es el ejemplar perfecto para las rocallas, aunque también se adapta sin problemas a vivir en nuestros balcones y  terrazas dentro de una maceta.
Fue antiguamente considerada una planta de grandes virtudes curativas y empleada como remedio para heridas, tumores, cólera así como para curar problemas de la piel, úlceras y detener hemorragías.
Se afirmaba que el geranio ayudaba a mantener alejados a los malos espíritus.
En la actualidad actúa como antidepresivo, calma la ansiedad y la tensión nerviosa. Su efecto estimulante libera la mente de pensamientos negativos o tristes.
Además, por la noche es una planta que desprende un aroma muy dulce. Es muy utilizada  para decorar los balcones, sobre todo en las provincias andaluzas.



Nombre cientifico: Pelargonium.
Nombre/s comunes: Geranios.
Origen: Es originaria del sur de África y luego se ha ido experimentando por Europa.
Familia: Geraniaceae.

Hojas: Sus hojas tienen una forma acorazonada y muestran tonalidades verde oscuras o claras, dependiendo de la especie.
Flores: Las flores nacen en grupos con pétalos pequeños y tienen una amplia gama de tonalidades.
Además contienen una forma de parasol.
Tallo: Sus tallos son carnosos.
Estilo: Es una planta herbácea anual.

Siembra: Esta acción se puede hacer utilizando semillas, cajones o directamente en la maceta.
Abono: Es fundamental aportar un poco de fertilizante líquido una vez cada 15 días en el proceso de floración. Porque si no se hace esta acción estos ejemplares pierden fuerza.
Riego: En primavera y verano se riega con una frecuencia de 2 veces por semana. En cambio en otoño se debe realizar este proceso una vez por semana y en invierno apenas necesitan agua.Además, no es recomendable mojar las hojas y las flores de esta especie, porque se pueden marchirtar.
Luz: Necesita ciertas dosis de sol, pero también le gusta la sombra. En climas muy calurosos está mejor en semi-sombra.
Temperatura: Los geranios no aguantan el frío ni las heladas, por lo que necesitan un clima templado para su crecimiento. En invierno se deben resguardar de las temperaturas extremas.
Poda: Al final del inivierno o a principios de la primavera es conveniente podarlos cerca del suelo, de esta manera se crearán nuevos brotes.
Trasplante: El geranio se transplanta cada año en primavera con un mantillo compuesto de turba y tierra arcillosa.
Multiplicación: Este proceso se suele hace cada año mediante esquejes, de esta manera se renuevan las especies viejas por las nuevas.
Floración: Es una especie que florece practicamente todo el año, pero está en su máximo esplendor en primavera.
Plagas y enfermedades: Los pulgones, las mosca blanca y la roya del geranio son plagas que provocan enfermedades en esta especie.

3 comentarios:

tartésico dijo...

Hola Maria José este nuevo blog tiene muy buena pinta, esperamos impacientes una nueva entrada.

mjose dijo...

Gracias. Espero tener suerte con este nuevo blog.

Un beso.

Naturastur dijo...

Te felicito por dar a conocer con una magnífica profusión de datos el conocimiento de la botánica, es dificil el llamar la atención entre tantos millones de blogs, pero de por si, el intento es loable, Te deseo mucha suerte.