martes, 8 de diciembre de 2009

PEPERONIA



Nombre científico: Peperonia.

De la Familia: Piperáceas.

Origen: Regiones tropicales de Sudamérica.





Descripción

Su nombre viene del griego "peperi" y "omoios", y significa "parecido al pimentero", por su semejanza con el género Piper.
Está formada por cerca de 1.000 especies de plantas anuales, siendo las más comunes la peperonia mamorata y al metallica.
Sus hojas pueden ser rizadas, carnosas o lisas, y su color va en función del tipo de especie, aunque es común que sea muy vistoso.
Tiene un crecimiento muy lento, y tiende a desparramarse poco a poco a medida que pasan los años.
Su flor es pequeña, alargada, y carece de corola. Es bastante insignificante, tanto por tamaño como por vistosidad.


Cuidados:

Riego: moderado, especialmente en épocas de frío. Hay que asegurarse de que la tierra esté seca antes de cada riego, ya que pueden descomponerse las raíces. No le gusta el aire seco, así que es aconsejable alejarla de los radiadores.

Luz: no es muy exigente, pero no deben incidir sobre ella los rayos del sol de forma directa. Cuidado con el efecto lupa de las ventanas. Lo mejor es esconderla detrás de las cortinas.

Trasplante: no es una planta muy amiga de los cambios. Se debe dejar un plazo de dos años entre cada trasplante, y hacerlo en otoño o invierno.

Multiplicación: lo normal es hacerla por esquejes de hoja o tallo. Enraizan lentamente pero casi siempre salen adelante. Pueden llegar a tardar hasta dos meses en comenzar a crecer. La mejor estación es la primavera.

Tipo de suelo: se puede plantar en mantillo universal, o bien mezclar arena de jardín con arena y tierra ácida a partes iguales.

Abonado: en épocas de calor, conviene aplicar abono líquido cada dos semanas. El resto del año, es suficiente con espacir fertilizante orgánico en polvo sobre la tierra una vez al mes.




Curiosidades:

Los esquejes enraizarán mejor si el sustrato tiene turba y arena a partes iguales.
Aunque no precisa de mucha humedad, es bueno colocar un plato con piedras mojadas debajo de la maceta. La planta lo agradecerá.
Con la llegada del invierno, puede empezar a perder hojas de forma alarmante. Esto se debe al frío, ya que la peperomia necesita una temperatura mínima de 16ºC para poder desarrollarse. Conviene trasladarla a una zona de la casa más cálida.
Durante la primavera y los días menos calurosos del verano podemos sacarla al jardín, procurando que esté siempre a la sombra.

4 comentarios:

Annabel M. Z. dijo...

No dedico mucho tiempo a mis pobres plantas, la verdad... después de ver tu blog me siento casi culpable. ;)

MARIA JOSE dijo...

Gracias Annabel por participar en mi blog y no te preocupes ya sacaras tiempo para el cuido de tus plantas!!

Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Mariajo,todavia no he leido tu blog pero te aseguro que lo hare,aunque no creo q encuentre una flor tan bonita como tu

Anónimo dijo...

No tengo mucha aficion a las plantas,casi ni me fijo en ellas,pero gracias a ti a partir de hoy me intererase por ellas y dime q planta da flores como tu